Joaquín Cueto Otí

132Joaquín Cueto Otí (Quinito), nació en San Antonio (Entrambasaguas) el 24 de agosto de 1925, en el seno de una familia humilde. Como consecuencia de la guerra civil, a los once años tuvo que dejar los estudios primarios, dedicándose a trabajar en el campo. En este ambiente, se hizo ganadero.

De afición agrimensor, fue pionero de la Concentración Parcelaria en Cantabria, ya que antes de que oficialmente se procediera a la concentración de diversos pueblos de la zona, procedió con su iniciativa a concentrar la mies de Calante, en Hoznayo, en el discurrir de 1960, reduciendo treinta parcelas (que correspondían a treinta propietarios de minifundios) a tan solo diez. Sin duda, una iniciativa que se adelantó a los tiempos que impusieron en la región cántabra la concentración parcelaria.

Fue Presidente de la Cámara Agraria Local y vocal de la Cámara Provincial, Cofundador del Sindicato Independiente de Ganaderos y Agricultores de Santander (AIGAS), además de concejal del Ayuntamiento de Entrambasaguas representando al partido de Adolfo Suárez (UCD) en la legislatura de 1979 a 1983.

A los 54 años, viendo mermadas sus facultades físicas a consecuencia de una enfermedad, abandonó la profesión de ganadero y se dedicó a escribir, lo que hizo intensamente desde entonces. Una nueva tapa de su vida que comenzó con una recopilación de sus memorias. Le siguieron otros títulos, tales como Mi vida en verso (Versos a la vida); Cuento pasiego (Historia y anécdotas de la vida pasiega); Bodas compradas (costumbres del pasado); Los hijos de Juan y Juana(sobre familias adineradas que sus herederos acaban empobreciéndose); La Biblia en Verso (Antiguo Testamento); Nuevo libro de versosFlora del Rosa(personajes de la zona); San Antonio, mi pueblo (Anécdotas de los viejos vecinos); Hoy los cuernos son cuernitos de cabrito (sobre la evolución de nuestra sociedad); Con la venia de Miguel (una parte del Quijote, en verso); Historia y anécdotas de Término (Hoznayo); Relatos de acá y aculláLa paloma y el cuervo y Nonato y Nonatita (cuentos), y más de 670 sonetos que tratan de diversos temas de la vida cotidiana; algunos de ellos dedicados a personajes ilustres y conocidos del mundo de los toros, el ciclismo y los bolos, aficiones de este autor trasmerano.

Siempre autodidacta, comenzó a escribir pomas en los que todos los versos tenían el mismo número de sílabas, hasta que descubrió de las leyes de la métrica y l composición de las diferentes estrofas.

Sus escritos, encuadernados por él mismo, están repartidos entre familiares, amigos y vecinos, si bien algunos de ellos donados al Colegio Aguanaz, de Entrambasaguas; al Instituto Ricardo Bernardo, de Solares, y a la Biblioteca Municipal de Entrambasaguas. Los medios de comunicación de Cantabria han contribuido a dar a conocer su obra.